Comprar piso o dúplex??

A la hora de comprar piso tienes que tomar muchas decisiones. Y una de ellas es elegir entre un piso o un dúplex.

Por supuesto que es una elección personal y que cada vivienda es un caso diferente, pero os voy a contar mi opinión. Al fin y al cabo, he valorado miles de viviendas y eso me da cierta experiencia.

Para empezar, la diferencia entre un piso y un dúplex es que mientras en el piso todas las estancias se encuentran en la misma planta, en el dúplex las estancias de la vivienda se encuentran en dos plantas diferentes. Normalmente en la planta principal encontramos la zona pública (salón-comedor y cocina) y en la otra planta los dormitorios. Teniendo, por tanto una distribución similar a la que encontramos en un chalet adosado, con la diferencia de que nos encontramos en un bloque de viviendas. Y (a no ser que sea un bajo) no tendrá jardín.

 

En esta imagen vemos el caso típico de un piso, con todas las estancias en la misma planta. En los pisos, a veces, el problema es que la distribución no es buena y no están diferenciadas las zonas pública y privada. De esto ya hable en otro artículo, podéis leerlo pinchando aquí.

En esta otra imagen tenemos el típico dúplex.

El primer inconveniente en el dúplex es que dentro de la vivienda nos encontramos una escalera

Que tendremos que subir y bajar cada vez que queramos ir al dormitorio… Además, como todos vamos a ser mayores algún día, pues quizá llegue el día que nos resulte difícil subirla. O que nos rompamos una pierna y no podamos…

En el ejemplo vemos que el dúplex además, tiene la planta de arriba abuhardillada. Si bien la buhardilla no es un elemento intrínseco del dúplex, si es muy habitual encontrarlos así.

En este caso, debemos tener en cuenta la incomodidad que supone que una parte de las habitaciones tenga el techo inclinado y que sea bajo, pues nos obligará a agacharnos cuando queramos utilizar esa zona.

Además, el techo inclinado implica que, a veces, las ventanas estén en el tejado. Mucho más incomodas, por no decir que dejan pasar mucha más luz, convirtiendo esa habitación en un invernadero.

El abuhardillado implica además un mal aislamiento, pues, el techo inclinado es un forjado que se calienta muchísimo en verano y también se enfría mucho en invierno. Perjudicando la eficiencia energética de la vivienda, aumentando el consumo en calefacción y aire acondicionado y mermando notablemente el confort.

Insisto que no siempre los dúplex son abuhardillados ni están en la última planta, pero si es lo más corriente.

Otra pega de la escalera, que además de ser incomoda, ocupa espacio (aproximadamente lo mismo que un dormitorio pequeño). Así que con estancias vivideras (salón, cocina, dormitorios…) de igual dimensión que en un piso, la superficie aumenta mucho. Y encarece el inmueble.

Mi conclusión es que es mucho mejor vivir en un piso que en un dúplex

Si bien habría que examinar bien cada caso, pues hay excepciones. El piso es más cómodo, eficiente energéticamente, barato de mantener y con menos inconvenientes en caso de sufrir en algún momento problemas de movilidad.

Yo solo compraría un dúplex en caso de ser mucho más barato que un piso de semejante utilidad. En ningún caso lo compraría a igualdad de precio o más caro.

Espero que mi opinión os sirva de ayuda. Cualquier duda, dejadla en comentarios y os responderé.