Consejos para comprar casa. Comprar un ático. Parte 2

 

Y aquí se creó el mito. El ático es atractivo y deseado

Comercialmente funciono mejor de lo esperado. En esos años, principios de siglo XXI, el acceso al crédito era muy fácil y cualquiera podía comprarse la casa de sus sueños. Y los áticos causaron furor, todo el mundo quería uno. Y los precios subieron, a veces hasta límites insospechados.

Lo cierto es que son pisos muy atractivos. El hecho de contar con una gran terraza con acceso directo desde el salón, es un lujo. Es como una prolongación del salón, y a diferencia de otros pisos con grandes terrazas, como los bajos con jardín. La terraza tiene intimidad, pues al estar arriba, no tiene vistas de otros vecinos, y tiene sol todo el día.

Muchas personas compraron los áticos con la idea de que podrían “ampliar” el salón ocupando la terraza, bien con un cerramiento o directamente de obra.

Pero utilizar la terraza de un ático para ampliar el piso no es posible

Mucha gente lo hizo con cerramientos y luego los ayuntamientos les pidieron que lo legalizasen. De hecho, como arquitecto técnico, he recibido decenas de clientes que deseaban legalizar el cerramiento que habían hecho en su ático.

Pero la respuesta siempre fue NO

Como los promotores utilizaron el concepto para aprovechar al máximo la edificabilidad del edificio, ya no es posible ampliar. Además muchas ampliaciones se ven desde la calle (están a menos de 3 metros de la fachada del edificio). Por tanto también incumplen ese artículo.

Ahora que ya sabemos dónde nos metemos, voy a hablar sobre la opción de compra.

Si os gustan los áticos, y os podéis permitir pagarlo. Adelante, es buena elección

Pero no a cualquier precio

Antes de meterme a valorar lo que merece la pena pagar o no. Voy a contaros un secreto.

La terraza de tu ático no es tuya

La terraza del ático es la cubierta del piso que está debajo. Por tanto, al igual que la fachada o los ascensores, forma parte de la comunidad de vecinos.

Así que, tenemos la obligación de dejar pasar cuando sea necesario mantener o reparar esa zona.

Y, bajo ningún concepto podemos hacer ningún tipo de obra en ella

De hecho si quisiésemos cambiar las baldosas, tendríamos que contar con el permiso de la comunidad de propietarios para hacerlo.

En un ático únicamente tenemos el uso y disfrute de la terraza, pero no podemos alterarla en ningún modo. Podremos colocar nuestros muebles, pero nunca ningún elemento fijo, como una pérgola, sin el permiso de la comunidad.

Así que, si aún quieres comprar uno, adelante. Pero sabiendo lo que compras.

 

Espero que mis explicaciones no os hayan aburrido y que haya quedado claro.

Como siempre, cualquier duda que tengáis, dejadla en comentarios y os responderé.

Si os ha gustado, dadle un me gusta y compartirlo.

 

¡Sígueme en mis redes!

Instagram: https://www.instagram.com/personalshopperinmobiliariopsi/

Twitter: https://twitter.com/PsiInmobiliario

Facebook: https://www.facebook.com/PersonalShopperInmobiliarioPSI

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/personalshopperinmobiliariopsi/

Vimeo: https://vimeo.com/personalshopperinmo

WEB: http://personalshopperinmobiliario.online/

 

O ponte en contacto conmigo:

e-mail: hola@personalshopperinmobiliario.online

Teléfono: 635.219.906