Nace el «guardián» de los compradores de viviendas

El 8 de enero de 2019 La Razón publicó este artículo sobre la figura del Personal Shopper Inmobiliario, PSI.

España se sitúa entre los primeros 20 países del mundo en transparencia en el sector inmobiliario, según JLL. Sin embargo, el 22% de los compradores de vivienda se arrepiente en los primeros seis meses.

Problemas con los vecinos, deficientes comunicaciones, derramas inesperadas. O la sensación de haber pagado demasiado son algunos de los motivos por los que muchos compradores se frustran y lamentan su adquisición.

Quienes van a adquirir un piso se encuentran totalmente desnortados y desprotegidos antes de realizar el que probablemente sea el desembolso de su vida.

Cuando se realiza la compraventa de un inmueble intervienen dos partes. Y si la vendedora suele estar acompañada por un profesional encargado de garantizar las condiciones deseadas. Hasta ahora no ha existido la figura que defienda y vele por los intereses de los compradores.

Y es ahí donde entran en juego los servicios del «personal shopper inmobiliario». Es decir, desde la localización del inmueble hasta el «check list» que garantice que se trata de la compra óptima y que incluye una buena negociación, la validación técnica y jurídica, la comprobación de los perfiles de los vecinos…

Por el desconocimiento tan habitual entre quienes quieren adquirir un inmueble. Y para ayudar a resolver las cuestiones tan trascendentales que inquietan a estas personas; los compradores de una vivienda necesitan a alguien que defienda sus intereses.

Al igual que lo tienen las inmobiliarias o cualesquiera que sea la parte vendedora. Que siempre tratará de vender el inmueble de la forma más rápida y cara posible.

Quebraderos de cabeza

Entre los quebraderos de cabeza que pueden atormentar al comprador de vivienda destaca la fijación del presupuesto, la decisión en torno a las características del inmueble (superficie, distribución, ubicación…), la elección de la entidad bancaria, la valoración del precio, la negociación con el vendedor, la solicitud de la documentación adecuada, el descarte de problemas jurídicos…

Impuestos

En una hipoteca de 200.000 euros, el impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD) en Cataluña, por ejemplo, puede suponer unos 3.400 euros y un crédito bien negociado puede traducirse en un ahorro de entre 15.000 y 20.000 euros. Y en esa negociación también intervienen estos agentes de los compradores.

«Un comprador particular debería pensar que si, en cualquier otro ámbito, le dijeran que firmase un documento redactado en otro idioma no lo haría y contrataría un traductor. Lo normal, pues, es que delante de un montón de páginas “indescifrables” de una escritura de hipoteca confíe en su asesor personal, cuyos intereses serán distintos a los del banco», concluye.

Haciendo click sobre la imagen pueden leer el artículo completo.

¡Sígueme en mis redes!

Instagram: https://www.instagram.com/personalshopperinmobiliariopsi/

Twitter: https://twitter.com/PsiInmobiliario

Facebook: https://www.facebook.com/PersonalShopperInmobiliarioPSI

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/personalshopperinmobiliariopsi/

YouTUBE: https://www.youtube.com/channel/UC8ua9fVKdU1EgXGgVehUytQ

Vimeo: https://vimeo.com/personalshopperinmo

WEB: http://personalshopperinmobiliario.online/

O ponte en contacto conmigo:

e-mail: hola@personalshopperinmobiliario.online

Teléfono: 635.219.906