Consejos para comprar casa. Comprar un ático. Parte 1

 

Si estás pensando en comprar piso seguramente se te haya pasado por la cabeza comprar un ático.

Sin duda los áticos son los Ferrari de los pisos. Los más deseados y llamativos.

Pero antes de hablar sobre sus ventajas e inconvenientes. Voy a definir bien que es un ático.

Ático vs Buhardilla

El concepto ático es un concepto comercial, inventado por las inmobiliarias. A nivel arquitectura no existe tal concepto y por eso existe ambigüedad.

Ático por concepto es un piso situado en la última planta de un edificio, justo bajo la cubierta. Y su característica principal es contar con una terraza de generosas dimensiones.

A veces a las buhardillas las llaman ático, incluso aunque no tengan terraza. La buhardilla se caracteriza por tener el techo inclinado, en toda su superficie o en parte de ella. Lógicamente hace que el piso sea mucho más incómodo, además de caluroso, poco eficiente energéticamente y más costoso de mantener. Por tanto una buhardilla debe ser mucho más barata que un piso de igual utilidad.

Y no, una buhardilla no es un ático

Ni un piso en la última planta sin una gran terraza tampoco

Una vez que ya conocemos las diferencias voy a explicaros porque hay tantos áticos en los barrios nuevos de las ciudades.

Todo empezó en los departamentos de urbanismo de los ayuntamientos

A finales de los noventa, con una economía en pleno auge y la construcción a pleno rendimiento, casi todos los ayuntamientos estaban redactando planes urbanísticos nuevos.

Y esos planes urbanísticos definen como y cuanto se puede construir en una parcela.

Por un lado está el concepto edificabilidad, que es la relación entre la parcela y la superficie construida máxima del nuevo edificio.

Por otro lado está el concepto de altura máxima, que define el número de plantas que puede tener nuestro edificio.

Además nos definen como deben ser los patios de luces, si es que se permiten. Incluso la ocupación máxima que podemos hacer en la parcela. Muchas veces obligan a crear grandes patios de manzana. Pues la idea era que fuese cual fuese la altura de nuestra vivienda todas las habitaciones tuviesen la misma luz natural.

Con estos condicionantes, muchas veces no se podía agotar toda la edificabilidad permitida en las parcelas.

Entonces se inventaron el “ático”. Se podía construir una planta más siempre y cuando no se vea desde la calle. Si la fachada de la nueva planta está retranqueada a los menos 3 metros con respecto a la fachada principal, esta nueva planta no “contará” a nivel de altura máxima, y permitirá al promotor construir esos metros que se le quedaban “en el aire”.

Por eso todos los áticos de esta época cuentan con una gran terraza, de al menos 3 metros de fondo por el ancho de la casa.

Los promotores inmobiliarios vieron con buenos ojos está solución, pues los áticos siempre habían tenido buena aceptación en el mercado.

Espero que mis explicaciones no os hayan aburrido y que haya quedado claro.

Como siempre, cualquier duda que tengáis, dejadla en comentarios y os responderé.

Si os ha gustado, dadle un me gusta y compartirlo.

 

¡Sígueme en mis redes!

Instagram: https://www.instagram.com/personalshopperinmobiliariopsi/

Twitter: https://twitter.com/PsiInmobiliario

Facebook: https://www.facebook.com/PersonalShopperInmobiliarioPSI

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/personalshopperinmobiliariopsi/

Vimeo: https://vimeo.com/personalshopperinmo

WEB: http://personalshopperinmobiliario.online/

 

O ponte en contacto conmigo:

e-mail: hola@personalshopperinmobiliario.online

Teléfono: 635.219.906